2# Reseña Kingdom of Desire (1992)- Toto

Disco con el que se desnudaron por completo y con el que al fin dejaron de reprimir el lado bestial que tenían oculto. El sonido más potente del rock n’ roll sólo podía ser canalizado en un disco hecho por los mejores músicos de estudios. Una obra excepcional que pasó desapercibida en un contexto en el que el grunge fue la tendencia musical. Una lástima para el público general, pero una reliquia para los apreciadores de joyas que vuelan la cabeza.
Valoración: 5/5

Creo que no es una exageración decir que Kingdom of Desire es el mejor disco de rock de todos los tiempos. 

bf813f9b94655e257e7d859b42c35b90

Y cuando hablo de rock, hago mención llanamente al rock más puro en su expresión. Ese que comenzó con el riff de Johnny Be Good para mutar a la actitud de rebeldía y descontrol de Los Rolling Stones, al trabajo colectivo de Led Zeppelin, a la potencia de AC/DC para concluir, en los ochentas, con los incanzables solos de Van Halen.

Rock n’ Roll en esencia, nada de experimentar con él -como es el caso de Pink Floyd o de mezclarlo con funk como Jimi Hendrix-. Ni menos transformarlo en glam como Kiss o Guns n’ Roses.

Kingdom of Desire es eso, no una mutación, sino que rock n’ roll hecho, como el mismo Eddie Van Halen sostuvo en una entrevista “por los mejores músicos del planeta”.

Toto durante su creación hasta precisamente el disco anterior a Kingdom of Desire, trató de ser una banda experimental. Su poco convencional propuesta -arreglos vocales de pop, arreglos instrumentales de progresvo, solos de guitarra de rock, base rítmica de jazz con un vocalista que tenía un registro vocal inclinadísimo hacia el blues y el soul- les valió obtener 6 premios grammys en 1982.

Pero los medios especializados en música odiaban a Toto. Eso les trajo inseguridades y cambios de alineaciones constantes. Aburridos de querer dar en el gusto -a los medios, público y sello discográfico-, para al fin desnudarse como ellos son, deciden hacer una obra bestial, muy oscura y con un inspiradísimo Steve Lukather liderando al grupo con su guitarra rítmica y solista y además con las voces.

Este es el último disco en el que participó Jeff Porcaro antes de su fallecimiento. Y es el album en el que tiene menor preponderancia el integrante, que en toda la carrera de Toto había sido el alma del conjunto, David Paich.

Podría decirse que el álbum fue hecho por un trio: Mike Porcaro, Jeff Porcaro y Steve Lukather, porque en la mayoría de las canciones Paich no tiene participación -en Jake to The Bone vaya que la tiene-.

Toto 1990 2

Pero esa es justamente la gracia que tiene este conjunto conformado por músicos de sesión. Saben cuándo dejar de tocar y son capaces de safrificar su ego, no tocando, para que la canción brille con la ausencia de ellos.

A Lukather ya le había tocado en un montón de canciones. En este caso, fue a Paich..

La obra parte con Gypsy Train. Comienza con un fraseo de guitarra de Lukather como modo introductorio al arrollador riff que posee la canción. Luego dos solos de guitarras que denotan la actitud de encabronamiento que tiene Lukather, tal vez por reprimir su lado bestial para agradarle al resto o para demostrar que en sus sangres fluye rock, más que la actitud sumisa de un músico de sesión.

Ambos Porcaro acompañan en su medida.

Luego Don’t Chain My Heart. Un rock n’ roll con influencias soul y de blues. Pero rock n’ roll al fin y al cabo. Otro trabajo magistral de Lukather. Los arreglos que realizó en guitarra son elegantes, sutiles y hasta sensuales. El resto de la banda cumple la función de acompañar como sólo ellos saben hacerlo.

Never Enough, otro magistral riff de guitarra, para desarrollarse con ciertos matices progresivos propios de Toto, para concluir finalmente en un juego entre timbales, bajo, bateria y guitarra, realmente magnífico. Estos chicos si que saben cómo rockear con groove.

How Many Times comienza con un pesadísimo riff de guitarra que es acompañado con arreglos vocales pop. Pero el climax resuena en el minuto 3 con 11 segundos de la canción. Un Lukather inspiradísimo, grabando dos guitarras interesantísimas en su propuesta, una r´tmica y otra solista.

Le siguen al disco algunas baladas para darle un respiro al album. Un recurso común para no saturar con tanto rock n’ roll, agradara o no, los lentos, en mi opinión están de más (2 Hearts, The Other Side y Only You).

Kingdom of Desire, She Knows The Devil -con influencias funk- y The Wings of Time irían en la misma tónica que las otras canciones rockeras. Ésta última, fue escrita por Jeff Porcaro y precisamente habla de la muerte y de esos lazos que trascienden lo material. Coincidencia o no, lo cierto es que al menos para mí, éste es el álbum más sincero de Toto y con el que debía despedirse, el que para varios -David Gilmour, Van Halen, Mark Knopfler, Donald Fagen, Leland Sklar, etc-  es el mejor baterista de todos los tiempos.

porcarojeff

Para concluir con Jake to the Bone,  un instrumental de jazz fusion con influencias de metal progresivo.

Después de escucharla quedé realmente impactado. A mi corta edad ya había escuchado a bandas insignes de progresivo-virtuosismo como Rush y Dream Theater. Y al oir esa canción de Toto quedé petrificado.

Luego comprendí cuál era la razón. Lukather lo dijo en una entrevista. “Somos muy rock para el jazz y muy jazz para el rock”.

Eso era y aunque sostenga que Kingdom of Desire sea la mejor obra de rock n’ roll de todos los tiempos, la verdad es que tal vez eso no sea así, porque aunque los músicos de Toto se propongan hacer una composición pura en algún género, ellos siempre mezclaran elementos de otros estilos que ni el melómano, más avezado por comprender el proceso creativo, lograría entender, vale recordar que son músicos de sesión y que ellos tienen el currículum más extenso de la historia de la música.

Una obra excepcional que pasó desapercibida en un contexto en el que el grunge fue la tendencia musical. Una lástima para el público general, pero una reliquia para los apreciadores de joyas que vuelan la cabeza.

LEE TAMBIÉN: 

Reseña a Thriller de Michael Jackson: Entregarle todos los méritos a MJ es desconocer la trayectoria de Quincy Jones. (Álbum en el que participaron los músicos de Toto)

 

Anuncios

2 comentarios en “2# Reseña Kingdom of Desire (1992)- Toto

  1. He aprendido mucho de rock y crecí con este gran grupo musical. Incluso la fraternidad que muestran en algunos de sus vídeos, cuando cantaba con ellos J.Williams, es algo que trasciende el espacio musical y me estremece en lo más profundo de mi alma.

    Sin lugar a dudas un grupo que quedará por siempre, en los anales de la 🎶.

    Buen artículo, felicitaciones.

    Le gusta a 1 persona

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s